El tren de las 22.27

El tren de las 22.27

El escenario es sobrio y se asemeja a un vagón de tren compuesto por tres filas de asientos. Frente al público se sitúan los ochos actores colocados en sus asientos dentro de una sala de los antiguos cines Luchana reconvertidos ahora en teatro multisalas.

El tren de las 22.27 está a punto de partir durante este mes de abril igual que ha hecho en anteriores viernes de los meses de febrero y marzo. Dos nuevas funciones, los próximos sábados 22 y 29 a las 22.00h, esperan al público con destino a esta travesía imaginaria entre Madrid y Barcelona a partir de las vivencias de siete viajeros cuyas historias en tránsito solo son interrumpidas por un persistente revisor.

Dentro de los vagones de cualquier tren pueden suceder muchas cosas. El tren sirve como metáfora perfecta para no perder las oportunidades que solo se presentan una vez en la vida. Esta comedia romántica propone diferentes historias de amor y desamor bajo el prisma de la lealtad, la amistad, la infidelidad, el miedo a la soledad y el amor propio, entre otros.

Manuel M. Velasco dirige a ocho jóvenes actores; Christian Delgado, Lucía Delgado, Axel Medrano, Llorenç Miralles, Cristina Platas, Irene Soler, Tamara Rosado y Raquel Ventosa. El texto es de la propia Irene Soler, una de las componentes del reparto, mientras que Edu Díaz (Amores Minúsculos, Sole Sola) es el encargado de la producción ejecutiva de la obra.

Sin entreactos ni estaciones intermedias la obra discurre sin parón para enredar las vidas de los ocho personajes en la búsqueda constante del amor. Pero su autora no ha querido contar un cuento de príncipes y princesas sino bajar a la realidad, a los deseos de público millenial, que en definitiva no son muy distintos de los de generaciones anteriores. 

Compra ahora