Presas libres por el teatro

Presas libres por el teatro

El espacio que aloja un escenario es un recinto de libertad incluso cuando hay barrotes de por medio. En 1985 la funcionaria de prisiones Elena Cánovas creó en la cárcel de mujeres de Yeserías el grupo de teatro YESES. 32 años después y con más de 50 montajes a sus espaldas esta compañía integrada por presidiarias ha sido galardonada con el Premio Max al Aficionado a las Artes Escénicas 2017.
Tras la desaparición de la cárcel de Yeserías ahora son las reclusas del Penitenciario de Madrid I Mujeres, en Alcalá de Henares, quienes conforman este grupo de teatro. El comité organizador ha destacado con esta distinción su trayectoria y el hecho de haber sido durante este tiempo un vehículo de reinserción a través de la cultura y la interpretación.
Más de 800 mujeres han formado parte de esta compañía única. A través del teatro, las mujeres han interpretado y disfrutado de una experiencia que les ha permitido crecer, conocer ideas y desarrollar valores humanos. Para la fundadora de la compañía, que comenzó siendo solo un taller, el teatro les eleva la autoestima. Porque “el trabajo en equipo desarrolla sus valores de convivencia, solidaridad y fraternidad y, por tanto, les ayuda a la reinserción social”.
Pepe Viyuela, Antonia San Juan o Loles León son solo algunas de las caras conocidas que han interpretado junto con las reclusas el repertorio de la compañía. Éste se compone de piezas que combinan obras clásicas y contemporáneas con textos de creación colectiva y que, ante todo, reivindican el valor de la mujer.
No obstante, su mayor triunfo ha sido romper con los paradigmas penitenciarios tradicionales, espolear las mentes de aquellos que veían la actividad con escepticismo y abrir una ventana de aprendizaje las reclusas. Son presas, y sin embargo, libres en el escenario.

Compra ahora